• Nico M.

Paredón, ruinas que conservan solo una pared


Actualmente este lugar se ubica en el municipio de Tonalá un lugar prodigio pues se le reconoce que la actividad económica principal es la pesca, por su posición favorable al mar muerto y la conexiones que tiene al Océano Pacífico, hay dos principales versiones que atribuyen el nombre de esta localidad; una es por los hallazgos arqueológicos en la localidad de Monte Verde, lugar de entierro de los primeros pobladores, pues según las hipótesis como el lugar se encontraba en situación de ruinas tan solo conservando una pared es por ello que lleva ese apelativo.



A otra conclusión que se llega es que durante la colonia el actual cementerio de esta zona fue usado para fusilar fungiendo como un “Paredón” que significaría para ese entonces la pared antigua encargada de ese tipo de acciones.



Se disputan muchas controversias, pero hay una que es calificable y se puede denotar como que esta región es considerada una de los asentamientos más antiguos de la costa del estado, las investigaciones arqueológicas que se denominaron puede ser uno de los primordiales establecimientos Hueves, así como lo menciona Enrique Palacios “Su trato con lo hueves de la laguna de Tehuantepec era muy común, a quienes llamaban “Mareños” y los tenían como audaces y expertos navegantes”.



Hay un acontecimiento muy importante en esta localidad y tiene que ver con la familia del ex gobernador Emilio Rabasa, puesto que su rama familiar no era de raíces chiapanecas principalmente sino provenientes de Nueva Orleans, en 1836 con una visión hacia este puerto especialmente, decidieron promover la idea por tres décadas. Lograron convencer al Dirigente actual del estado, que en ese tiempo fungía Ángel Albino Corzo y finalmente al presidente de la república Benito Juárez quien desde Veracruz designó oficialmente a Tonalá como “Puerto de Cabotaje y Altura” en 1863, lamentablemente se desconoce la razón por la cual no se llevó a cabo el proyecto, se tenía la cuestión que debido a la muerte de Isidro Rabasa, y sus familiares ampliaron las relaciones en otros ramos importantes para sostener a su familia al nivel que venían acostumbrados. (Charles, 2011).



El acceso a esta región es bastante favorable puesto que se puede llegar por vía terrestre directamente al puerto que se desea y adquirir su producto primario.


“Por la noche, en el corral,

el grillo va levantando,

ladrillito a ladrillito,

el paredón de su canto.”

Poema: Por la Noche en el Corral por Luis Cañizal de la Fuente