• Alejandra Orozco

Chiapa siempre está de fiesta

Quizá no haya pueblo más alegre en nuestro estado, que Chiapa de Corzo, un lugar donde a pesar de la pandemia, nunca se dejó de celebrar a sus santos, sus tradiciones, y hoy más que nunca están listos para seguirlo haciendo como lo hacen desde hace muchos años, entre familia y la comunidad.



El pueblo tiene tres santos principales: San Sebastián Mártir, que es su patrono, el Señor de Esquipulas, y San Antonio Abad, los tres tienen su fecha en enero, dando lugar a la Fiesta Grande que es conocida y reconocida a nivel mundial… pero no solo en enero se tira la casa por la ventana, aquí es mes con mes, todo el año están de fiesta.


Cuando termina la Fiesta Grande, se hace el cambio de prioste, que es darle la imagen del santo a la nueva familia que la resguardará y venerará durante todo un año, ellos tienen la responsabilidad de rezarle una vez al mes y hacerlo en grande, con comida, fiesta y cuetes, como solo los chiapacorceños saben hacerlo; San Sebastián Mártir por ejemplo celebra su día el 20 de enero, por eso el 20 de cada mes es su celebración.


Este año, la casa del santo es la de la doctora Elizabeth del Carmen Ocampo Pascacio, que debe organizar el rezo cada mes, como se trata de una gran responsabilidad y un importante gasto, designan padrinos para algunos elementos, por ejemplo para vestir al santo, que se hace cada día 19 a partir de las 7 de la noche.



Este mes, a Juan Carlos Espinosa Mundo le tocó ser padrino del cambio de ropa de San Sebastián, también le dicen toallita, lo que considera una gran responsabilidad, implica los diseños y creatividad de cada familia, que normalmente utilizan bordados chiapacorceños o algún estilo de toalla que la familia decide regalar, pero él quiso ir más allá.


“En este caso me inspiré un poquito en investigar las grecas religiosas aplicado a imágenes como cristos o vírgenes, y buscando un sinfín de grecas llegué a una conclusión, realicé un boceto y ya afortunadamente con la profesora Esperanza le diseñé y mostré el boceto y fue muy capaz de ajustar la ropa, se hizo en conjunto”, detalló.


Esperanza Díaz Hernández es artesana en laca, decorado y bordado, y fue la elegida para elaborar la vestimenta; hecha de tela shantú, hilo iris y metálico, le tomó mes y medio su elaboración, tanto de la vestimenta grande del santo principal como de las réplicas más pequeñas que lo acompañan, todos lucen sus bordados, con el diseño que salió de la imaginación de Juan Carlos.



“En mi caso muy particular, la verdad es una gran bendición que haya llegado, porque la verdad yo anhelaba mucho en algún momento poder elaborarlo para el señor San Sebastián porque es el patrón del pueblo, para mí es una gran bendición que haya llegado a mi casa; es primera vez que la elaboro, y el santo es todo, es el patrón del pueblo”, expresó.


Aunque en pandemia se hacía el rezo, era muy restringido, solo se hacía el cambio de ropita entre la familia, y ahora todo el pueblo puede asistir, dice estar muy agradecida con el ingeniero por tomarla en cuenta, y feliz por esta oportunidad.


“Estamos orgullosos y contentos de dar algo que nos nació de corazón, es difícil encontrar a personas que entiendan lo que quieres representar de corazón, salió algo muy bonito para una ocasión tan especial, es un honor”, señaló el ingeniero Juan Carlos.


Explicó que cada prioste hace su lista de padrinos mes con mes, pues tener al santo implica rezos y felicitaciones, a su familia la nombraron padrinos en diciembre del año pasado, desde entonces se empezó a preparar y se siente agradecido por ser tomado en cuenta para esta tradición.

Entradas Recientes

Ver todo